62234I3523N3

Compras en Situación de Emergencia: Ley de Contrataciones del Estado lo permite

· A fin de atender a la población con bienes, servicios u obras que
resulten necesarios para superar las consecuencias del desastre natural
Ante la situación de emergencia que vive el Perú a causa de los fenómenos
climáticos, y que está dejando miles de damnificados, la Ley de
Contrataciones del Estado y su Reglamento prevé la exoneración por
"Situación de Emergencia", que permite a las instituciones públicas
contrataciones directas a fin de atender a la población con los bienes,
servicios u obras necesarias para superar las consecuencias de estos
desastres naturales, y prevenir otros.

Así lo detalla el artículo 27° de la Ley de Contrataciones, que señala,
excepcionalmente, que se pueden hacer contratos directos con un proveedor,
"ante una situación de emergencia derivada de acontecimientos
catastróficos, situaciones que afecten la defensa o seguridad nacional,
situaciones que supongan el grave peligro de que ocurra alguno de los
supuestos anteriores, o de una emergencia sanitaria declarada por el ente
rector del sistema nacional de salud".

El artículo 85° del Reglamento de la Ley de Contrataciones del Estado
precisa que una Situación de Emergencia, se presenta por:
a) Acontecimientos catastróficos, vale decir, aquellos de carácter
extraordinario, ocasionados por la naturaleza o por la acción u omisión
del obrar humano que generan daños afectando a una determinada comunidad.
b) Situaciones que afectan la defensa o seguridad nacional dirigidas
a enfrentar agresiones de orden interno o externo que menoscaban la
consecución de los fines del Estado.
c) Situaciones que supongan grave peligro, que son aquellas en las
que exista la posibilidad debidamente comprobada de que cualquiera de los
acontecimientos o situaciones anteriores ocurra de manera inminente.
d) Emergencias sanitarias, que son aquellas declaradas por el ente
rector del sistema nacional de salud conforme a la ley de la materia.

En cualquiera de estos supuestos, la entidad puede contratar de inmediato
los bienes, servicios en general, consultorías u obras estrictamente
necesarias para atender la emergencia, y prevenir otros eventos.

Tras 10 días hábiles de entregado el bien, o luego de la primera entrega
de suministros, o del inicio de la prestación del servicio, o de la
ejecución de la obra, la entidad está obligada a regularizar toda la
documentación sobre las actuaciones preparatorias.

Esto es, el informe que contiene el sustento técnico legal de la
contratación directa: la resolución o acuerdo que la aprueba, así como el
contrato y sus requisitos, que a la fecha de la contratación no haya sido
elaborada, aprobada o

suscrita, según corresponda, debiendo en el mismo plazo registrar y
publicar en el SEACE los informes y la resolución o acuerdos antes
mencionados.

La inscripción en el RNP y las constancias de no estar inhabilitado para
contratar con el Estado y de capacidad libre de contratación no requieren
ser regularizados.

Hay que precisar que si bien el Estado de Emergencia y la Situación de
Emergencia son excepcionales y tienen los mismos supuestos de hecho,
tienen diferencias sustanciales, fundamentalmente respecto a su alcance.

Mientras el Estado de Emergencia es una decisión de Estado, de carácter
general, la Situación de Emergencia es una decisión que asume la entidad
pública, basada en un estado de emergencia general, donde intenta proteger
la continuidad de sus operaciones y/o servicios.

Al ser supuestos distintos, la Situación de Emergencia no requiere
necesariamente la declaratoria del Estado de Emergencia, ni exime a las
entidades de realizar el examen correspondiente a fin de determinar, bajo
criterios técnicos, qué contrataciones (objeto, cantidad, plazo, entre
otros aspectos) pueden realizar.

CULTURA

CULTURA
WARI : Nuevas investigaciones revelan la relación intensa con otras altas culturas andinas como la de Tiawanako del Altiplano.

MARCA PERU

MARCA PERU

362122IN23235